miércoles, 27 de agosto de 2014

Curación del "Ébola"

Josep Pàmies, rechazado por la embajada de Guinea Conakry tras ofrecerles posibles opciones muy económicas  y totalmente naturales de curación para su población, nos descubre los intereses ocultos tras esta enfermedad tratada como posible pandemia. 

Detrás de todo esto está  el departamento de Defensa de EEUU y Monsanto, a la procura de la "vacuna salvadora", la multimillonaria y lucrativa (para unos pocos) única solución que quieren hacer creer a todo el mundo.

¿Porqué no quieren que se conozca la "Garcinia kola", la "Artemisia Annua" o el maravilloso multiusos "Dióxido de Cloro"?

Un reportaje de Alícia Ninou para timefortruth.es, en colaboración con Miquel Figueroa.








  • Vídeo "Ébola y más allá, con Jaime Garrido": 



  • Vídeo "El Ébola llega a Europa, primer contagio fuera de África - Entrevista a Josep Pàmies": 






jueves, 10 de abril de 2014

La comida que pisamos

   La sabiduría de generaciones pasadas sobre plantas silvestres, comúnmente llamadas malas hierbas, se ha ido desvaneciendo y olvidando a lo largo de los años. Estos vegetales, tanto comestibles, como con propiedades curativas, los podemos encontrar en las grietas del asfalto, a las veras de las carreteras, en muros, campos, cultivos, incluso en nuestras propias macetas. Hablo, por ejemplo, de las malvas, el diente de león, la hierba carnicera, el amaranto, el plántago, la grama, el bledo, la lactuca virosa, la verdolaga, el trébol, la alfalfa, el galium verum, acederas, sonchus oleraceus, etc.. Realmente uno se puede sorprender de estas maravillas de plantas tan simples y malqueridas desde siempre. Hoy, ya las miro con otros ojos, ya no las califico como hierbajos, sino como plantas útiles que sí nos pueden ayudar en cualquier momento de nuestras vidas. El conocimiento marca la diferencia.  

   En el reportaje que a continuación comparto, el agricultor "Josep Pàmies", nos muestra casi todas esas plantas comestibles y con propiedades medicinales que comenté antes, y que crecen alrededor de sus tierras de cultivo. Todo un regalo de la naturaleza.




Reportaje de Miquel Figueroa

Plantas silvestres comestibles recogidas en mi huerto